Nuestra historia

Si la historia de A Rocha se escribiese como un libro, éste constaría de siete capítulos y sería algo parecido a esto:

Capítulo 1 (1983–1985): Nace la visión de A Rocha

En 1983 se realiza en un lugar cercano a Liverpool, Inglaterra, la primera reunión de A Rocha.

En 1983 se realiza en un lugar cercano a Liverpool, Inglaterra, la primera reunión de A Rocha.

Muy pocos cristianos parecen pensar que la creciente crisis ambiental tenga algo que ver con ellos, y muy pocos ambientalistas esperan algo de los cristianos.  Como un primer pequeño paso se establece la Fundación A Rocha como organización benéfica del Reino Unido, con el propósito de establecer un centro cristiano de estudios de campo en Portugal, y las familias Harris y Batty se trasladan a vivir al Algarve.

Capítulo 2 (1986–1994): Se establecen las bases en Cruzinha

Centro de estudios de campo Cruzinha

Centro de estudios de campo Cruzinha

Se estableció un centro en el estuario de Alvor y, para sorpresa de todos, hubo una muy buena respuesta local. Los primeros resultados de los estudios de campo y del trabajo educativo comenzaron a atraer el interés de las personas. Poco a poco, fue aumentando la participación y el liderazgo nacional, al igual que la influencia internacional del proyecto.  Comenzó a llegar un número significativo de visitantes de muchos países.

Capítulo 3 (1995–1999): Se prueban nuevos caminos

Los primeros debates en el humedal de Aammiq. Líbano, mayo 1998.

Los primeros debates en el humedal de Aammiq. Líbano, mayo 1998.

El proyecto portugués se gestiona a nivel nacional, de modo que los miembros de la Junta Directiva del Reino Unido deciden responder a peticiones de ayuda de otros lugares. Se toma la decisión de centrarse en proyectos distintivamente cristianos para la conservación de la naturaleza en zonas particularmente necesitadas del mundo. Peter y Miranda Harris comienzan a viajar para ayudar a poner en marcha otros proyectos nacionales.  En el Reino Unido se establece una oficina y un programa de afiliación. Se inicia el desarrollo de cinco nuevos proyectos de A Rocha en el Líbano, Kenia, Francia, Canadá y el Reino Unido. Se mantienen discusiones en otros países donde personas cristianas quieren iniciar proyectos prácticos que permitan expresar su sentido de que Dios se preocupa profundamente por su creación. Todos los miembros de A Rocha comprendemos que estamos expandidos al límite de nuestra capacidad, pero que se podría hacer mucho más si dispusiéramos de recursos.

Capítulo 4 (2000–2001): Despega la red internacional

Los líderes de proyecto y los líderes de los comités nacionales se reúnen de vez en cuando para orar, estudiar y aprender juntos (noviembre de 1999)

Los líderes de proyecto y los líderes de los comités nacionales se reúnen de vez en cuando para orar, estudiar y aprender juntos (noviembre de 1999)

Nos hemos convertido en una red internacional de movimientos nacionales, cada uno con su propia relevancia, recursos e impactos a nivel local. Estamos preservando humedales en el Líbano y Portugal, trabajando en un bosque de Kenia, realizando actividades de enseñanza en Francia y el Reino Unido y organizando actividades en Canadá. Se ponen en marcha otras dos asociaciones nacionales en los EE.UU. y en la República Checa. En todas partes hay alguien que testimonia la relevancia del evangelio cristiano. Nuevos miembros de otras partes del mundo se unen a nuestra Junta y Consejo Directivo.  A Rocha cambia rápidamente pero sigue siendo una organización distintivamente cristiana, centrada en trabajar en lugares donde se requieren especialmente recursos tanto para la conservación de la naturaleza como para el testimonio cristiano.

Contando con proyectos de A Rocha en ocho países, cada uno de ellos en etapas diferentes de crecimiento y desarrollo, se vuelve crucial diseñar una estructura para nuestro futuro trabajo que confiera total libertad a la iniciativa y acción de los movimientos nacionales, garantizando a la vez la rendición de cuentas y el intercambio de experiencias a través de una nueva ‘organización paraguas’, A Rocha Internacional.

En septiembre de 2000 se nombra Director General de A Rocha International a David Payne quien, junto a su esposa Betty, se une al pequeño equipo existente: Peter y Miranda Harris y Bárbara Mearns. Su función es asegurar la formación y recursos para todos los proyectos.

Capítulo 5 (2002–2006): ¡Crecimiento Rápido!

Lanzamiento oficial de A Rocha Países Bajos

Lanzamiento oficial de A Rocha Países Bajos

El 2002 es un año emocionante, en el cual casi todos los equipos existentes aumentan de tamaño. Durante los siguientes cuatro años se unen formalmente a la familia ocho nuevas organizaciones nacionales: Finlandia, Bulgaria, Países Bajos, India, Ghana, Sudáfrica, Perú y Brasil.

El Equipo Internacional se fortalece con la adición de un Director Científico con sede en Portugal, una Coordinadora Europea con sede en Bruselas y un Director de Desarrollo con sede en Francia.

Climate Stewards es lanzado en 2006 para alentar a todos nosotros para reducir nuestra huella de carbono y compensar las emisiones inevitables. Climate Stewards apoya proyectos de silvicultura comunitaria y de fogones eficientes en Ghana, Kenia y México.

Capítulo 6 (2007–2014): Crecimiento a nivel nacional…

Después de operar durante ocho años con un pequeño Equipo Internacional disperso, ARI se reestructuró en 2008-2009 de modo que el liderazgo fuera compartido por un pequeño Equipo Directivo con sede en el Reino Unido. Se unieron más especialistas, incluido David Bookless, con el propósito de proporcionar liderazgo teológico y asegurar que nuestros esfuerzos de conservación con base científica se integren con nuestros valores bíblicos.

Tres nuevas organizaciones nacionales se unen a la familia: Nueva Zelanda, Suiza y Uganda, lo que aumenta a diecinueve el número total de organizaciones. Otras organizaciones expanden su influencia. Actualmente en Canadá hay tres centros de operaciones: en la Columbia Británica, en Manitoba y en Ontario, en tanto que Good Seed Sunday (el “Domingo de la Buena Semilla”) ayuda a las iglesias de todo el país a conservar la creación.

A Rocha Ghana añade rápidamente nuevos programas, de modo que para 2013 cuenta con bases operativas en cinco regiones, contribuyendo a la protección de algunos de los mejores sitios de fauna silvestre, desde la sabana que rodea el Parque Nacional Mole hasta las lagunas costeras rodeadas de manglares. Su programa más ambicioso se ha diseñado para proteger la Reserva Forestal de Atiwa de la minería industrial, mediante actividades a nivel local, nacional y global.

A Rocha Ghana ha formado a más de 5.000 personas en el tema de medios de subsistencia sostenibles, como en el caso de esta mujer, que está aprendiendo a criar caracoles de granja como parte de un programa para proteger los manglares costeros.

A Rocha Ghana ha formado a más de 5.000 personas en el tema de medios de subsistencia sostenibles, como en el caso de esta mujer, que está aprendiendo a criar caracoles de granja como parte de un programa para proteger los manglares costeros.

Capítulo 7: Mirando al futuro

Investigación y conservación: Los puntos más ricos en vida silvestre del mundo siguen siendo destruidos o degradados a un ritmo alarmante: por ello estamos expandiendo nuestro Programa de Bosques Tropicales en Kenia, Ghana, India y Perú. También estamos ampliando nuestros programas en el ecosistema mediterráneo, un punto crítico que actualmente está sufriendo una tremenda presión.

A Rocha Perú está restaurando bosques costeros secos.

A Rocha Perú está restaurando bosques costeros secos.

Recursos para la iglesia global: Estamos desarrollando cursos de formación y nuevos recursos en multitud de formas. Por ejemplo, en 2015 estamos organizando conferencias regionales en África Oriental, África Occidental, Sudamérica y Norteamérica en colaboración con la Alianza Evangélica Mundial y el Movimiento Lausana, facilitar iniciativas nacionales para la conservación de la creación.

Educación medioambiental: Cada año A Rocha involucra a miles de personas, de todas las edades y de muchos credos religiosos, en actividades que les proporcionan una introducción a problemas locales y globales, y ARI espera poder adquirir pronto los fondos necesarios para nombrar a un Director de Educación Ambiental.

La primera artista residente de A Rocha 1 Jul 2017
Ayuda a las libélulas y los caballitos del diablo del Reino Unido 1 Jul 2017
Latest News
Es el turno de los fumareles en los Países Bajos 1 Jul 2017
Regalos que siguen generando donaciones 1 Jul 2017