Samuel Chiu

Coordinador de Proyectos para Asia Oriental

Samuel Chiu (Melissa Ong)

Tras ejercer de pastor en una iglesia china de un barrio residencial de Toronto, Canadá, Samuel se mudó a Vancouver para estudiar en el Regent College, con el fin de profundizar sus conocimientos acerca de las interrelaciones entre la fe cristiana moderna y el consumismo. Allí conoció A Rocha, se entusiasmó viendo como los cristianos canadienses y de todo el mundo ya se implicaban en la conservación de la creación divina, que era su pasión más arraigada, y posteriormente se incorporó al equipo de A Rocha Canadá en 2010 con el fin de llegar a las comunidades asiáticas de Canadá.

En 2012 pasó a formar parte a tiempo parcial del equipo internacional (vive en Vancouver con su esposa, Rebecca) con la misión de coordinar nuestro proyecto de gran alcance en las regiones del Asia y el Pacífico.

Esto además de su trabajo para A Rocha, ya que Samuel es funcionario oficial de la Alianza Cristiana y Misionera de Canadá, denominación a la que está vinculado desde principios de la década de 1990, con la misión específica de promover conversaciones y compromisos sobre el cuidado de la creación en las iglesias y más allá de las mismas, tanto en Canadá como a nivel internacional.

Cuéntanos cómo es tu trabajo en las regiones de Asia-Pacífico.

Estoy ayudando en el diseño y el desarrollo de movimientos por la conservación de la creación en esta etapa inicial reuniendo a nuestros contactos regionales, inspirando la formación de algunos grupos locales de acción, y ayudando a estos grupos pensar en maneras de como poner en práctica sus convicciones. Estamos trabajando actualmente y tambien estamos en comunicacion continuo con tales grupos en Singapur, Kuala Lumpur y Hong Kong, dándoles apoyo y proveyendo recursos, si disponemos de recursos, para que se desarrollen, y al mismo tiempo ayudandolos a que asimilen el carácter y la ética de A Rocha. Recientemente en Taipéi, he empezado a poner en contacto a personas y grupos de la misma mente, a travez de la traducción de libros como plataforma principal. En las Filipinas existe un grupo bien establecido que está interesado en ser un Proyecto Asociado de A Rocha, por lo que les estoy guiando por nuestros requisitos.

Estás traduciendo Planetwise al chino tradicional. ¿Qué dificultades encuentras?

Ya había traducido artículos de revistas, pero un libro entero es mucho más estimulante. Soy muy consciente de que por el momento no existe prácticamente nada en chino sobre la base bíblica de la responsabilidad medioambiental, así que quiero hacer un trabajo de primera porque esta traducción podría influir profundamente en la respuesta de la iglesia asiática. Hay que reordenar y reescribir algunos de los pasajes, para lo que me ayuda enormemente conocer a Dave y haberle oído predicar; comprendo el trasfondo emocional y real de muchos de sus relatos. A menudo tengo que buscar metáforas distintas o formas diferentes de presentar una idea, para que mis lectores puedan identificarse.

¿Qué es lo que más te gusta?

Cuando hablo con los cristianos y se dan cuenta de que el Evangelio es mucho más grande de lo que pensaban, que es importante para cada uno de los ámbitos de sus vidas, es muy emocionante.

No podría hacer mi trabajo sin…

Energía y pasión.

Una guía para 200 aves comunes del Líbano 1 Ago 2017
Climate Stewards de la vida real: Don Fernando y María Luz 1 Ago 2017
Latest News
Protegiendo el santuario intermareal de Lee Abbey 1 Ago 2017
La primera artista residente de A Rocha 1 Jul 2017