Conservación de praderas secas

Muchos de nosotros deseamos hacer algo práctico en beneficio de la naturaleza. Los prados y pastizales secos son muy ricos en especies, pero están amenazados y necesitan un mantenimiento periódico que los granjeros no siempre tienen tiempo de realizar. El objetivo de este proyecto es movilizar a grupos que ayuden a los agricultores en el mantenimiento de esas praderas secas.

Ubicación: Suiza francófona
Líder: Quentin Kohler, agente conservacionista

Descripción del proyecto

Descargar el folleto ARCH-FLYER PPS-lowres (en francés).

Flores, mariposas, saltamontes, reptiles, aves, insectos, plantas y pequeños mamíferos: las praderas proporcionan el hábitat a más del 30% de todas las especies vivientes de Suiza. La biodiversidad es muy alta. No obstante, desde 1950 ha desaparecido el 90% de esas praderas debido a la agricultura intensiva, la urbanización y la invasión de maleza. Los pocos pastizales que quedan necesitan protección.

Para conservar la biodiversidad de un prado o pastizal la tierra debe cultivarse extensivamente, utilizando muy poco fertilizante. El agricultor recibe pagos directos para compensar cualquier pérdida que pudiera sufir, pero se precisan actividades específicas de gestión para el mantenimiento de esas áreas. A menudo los agricultores ya no pueden encargarse del trabajo necesario, particularmente debido a la falta de tiempo. Esto hace que las praderas sufran un abandono gradual y, como resultado de ello, una pérdida de diversidad.

La idea de este proyecto es que los grupos puedan ayudar a los agricultores a conservar esos ricos y preciosos ecosistemas.

Entornos ricos pero amenazados

Cómo participar

Este proyecto se desarrolla en la parte de habla francesa de Suiza y está diseñado para grupos compuestos entre 5 y 15 personas (grupos locales de historia natural, clubes juveniles, boy scouts, grupos parroquiales, empresas) que desean pasar tiempo trabajando al aire libre y se ofrecen para trabajar medio día o todo el día como voluntarios. A Rocha Suiza organiza el día de trabajo con el grupo de voluntarios, suministra todos los materiales (excepto los guantes de jardinería) y colabora con un agricultor que posea praderas amenazadas. El trabajo de mantenimiento incluye la limpieza de matorrales, la siega selectiva y la creación de pequeñas estructuras de hábitats para fomentar la biodiversidad.

Lo ideal sería que se convirtiera en un evento periódico para el grupo, una o dos veces al año. Otras personas también pueden tomar parte en el proyecto, junto con los grupos de trabajo.

¿Desea saber más?

Para más información, incluyendo futuras fechas y ubicaciones, rogamos se pongan en contacto con [email protected].

En esta página (en francés) puede ver algunas imágenes y comentarios sobre eventos anteriores.

Proyecto en colaboración con

  • Agricultores
  • Administración cantonal
  • Serve the City